Healthy Habs, No Diets

¿Por qué siempre tengo mucha hambre?


¿Por qué siempre tengo mucha hambre?

Fotografía tomada y editada por Giselle Cantú

Antes de iniciar, me gustaría aclarar algo:


El sentir hambre NO ES MALO. Al contrario, es muy bueno. Pero si casi todo el día estás sintiendo mucha hambre, entonces estaría bien analizar que estás haciendo…


Cada persona es un mundo, y el tener mucha hambre depende de muchos factores y varía de persona a persona.


Es por esto que me di la tarea de hacer este artículo, porque así puedo atacar todos los factores de los cuáles por qué una persona nunca deja de tener hambre.


Y no, no es porque seas un glotón.


Comencemos…




1. Porque siempre estoy a dieta, o me alimento como si estuviera en una dieta


Un cuerpo a dieta es un cuerpo hambriento. Aunque suene drástico, si lo es. Mientras una persona que hace dieta puede que no se vea como una persona que realmente se está muriendo de hambre, digamos que los “síntomas” de una persona en dieta son muy parecidos a los de una persona en estado de hambruna.


Nuestra necesidad por comida (energía) es tan esencial y primitiva que, si no obtenemos suficiente energía, nuestros cuerpos naturalmente se compensarán con mecanismos biológicos y psicológicos muy poderosos:


  • Disminución en la tasa metabólica.

  • Obsesión por la comida. Se aumentan los antojos por la comida y siempre la comida será tema de conversación.

  • Episodios de atracones de comida.

  • Cambios de humor: apatía, irritabilidad, mal humor y depresión.


Cuando una persona deja de hacer una dieta, es decir en un periodo de realimentación, notará que su hambre será más intenso e insaciable. No dejas de comer, porque ya no hay restricción de alimentos por parte de una dieta. Hay veces que a las personas les toma tiempo para poder normalizar su alimentación, es decir comer sin tener atracones de comida.


No importa si eres o no un dietista crónico, hay que recordar que siempre se desencadenarán poderosos mecanismos biológicos cuando tu cuerpo no obtiene el suficiente alimento que necesita.


Lo que mucha gente cree que es “falta de voluntad”, en realidad es un impulso biológico, diciéndole a tu cuerpo ¡dame de comer!




2. Porque un día previo o una comida previa comí menos cantidad


No todos los días se come la misma cantidad de calorías, eso es casi imposible.


Es normal que un día comas más que otro y también es normal que un día sientas más hambre de lo acostumbrado. Si te pones a inspeccionar tu alimentación o hacer memoria de lo que consumiste un día antes o una comida antes, notarás que consumiste alimentos más ligeros o consumiste menor cantidad de alimentos. El cuerpo tiene mecanismos de compensación, así que te exigirá más comida, después de una comida o un día muy ligero.


Esta hambre repentina se observa mucho cuando tienes tendencia a consumir alimentos muy clásicos de las dietas, como lo son las ensaladas o los Rice Cakes. Puede que te sientas lleno en el momento que los comes, pero la falta de energía que tienen estos alimentos, hace que tu cuerpo quiera compensar, pidiéndote más comida.



¿Por qué siempre tengo mucha hambre?


3. Porque me salto el desayuno


El Neuropéptido Y (NPY) es un químico producido por el cerebro que desencadena nuestro impulso a comer carbohidratos, la fuente principal y favorita de energía de nuestro cuerpo.


El NPY se aumenta después de un periodo de restricción de alimentos, desde cualquier dieta o ayuno, incluyendo el ayuno nocturno (ayuno desde la cena hasta al día siguiente en la mañana), que la gran mayoría de las personas hacemos.


Los niveles de NPY son los más altos en la mañana debido a la privación de alimentos del previo ayuno nocturno. Los niveles elevados de NPY en la mañana son la base científica de porque siempre debemos de comer en la mañana.


Durante el ayuno nocturno, el almacén de carbohidratos (en el hígado) de tu cuerpo son vaciados y necesitan ser rellenados. Literalmente tu despiertas vacío en la mañana.


Pero si tú te saltas el desayuno (ya sea por falta de tiempo o porque estás haciendo una dieta estricta o por cualquier otra razón), los niveles de NPY se verán incrementados en la media tarde, y es por eso que te preguntas ¿por qué siempre tengo mucha hambre o antojo en la tarde?




4. Porque no desayuno lo suficiente


Es normal que vayas a tener hambre durante la tarde si tu desayunas:

  • Barrita de granola o cualquier otra barrita

  • Cereal

  • Galletas

  • Pan tostado con mermelada

¿Por qué?


Porque son puro carbohidrato. NOTA: El carbohidrato NO es malo, pero por sí solo, hará que te de hambre mucho más rápido. No es un desayuno completo.


El comer puro carbohidrato en la mañana hará que en la tarde tengas esos antojos incontrolables por cosas dulces. ¿Qué relación tiene el tipo de desayuno, con los antojos de la tarde?


Explique en el punto anterior que el NPY se aumenta cuando NO desayunas, y eso hará que tengas mucha hambre y atracones por comida alta en carbohidratos, generalmente en la tarde. Pero esto también sucede cuando NO desayunas lo suficiente o muy poco.


Entonces, ¿qué debo de desayunar para no tener antojos incontrolables en la tarde?


Tu desayuno debería incluir los 3 macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas).


Todo esto se debe a que los 3 macronutrientes tienen diferentes efectos en los niveles de saciedad. Las proteínas son consideradas los macronutrientes con mayor efecto saciante, le siguen los carbohidratos, que solamente incrementan la saciedad a corto plazo (es por esto que es totalmente normal que después de haber pasado 1 hora de haber desayunado un paquete de galletas, te de hambre). También entre los mismos carbohidratos habrá diferencias en los efectos de saciedad, debido a que los carbohidratos con alto contenido de fibra (avena) tendrán mayor efecto saciante que un carbohidrato refinado (galletas). Y, por último, son las grasas, las que generan menor saciedad a corto plazo que los dos macronutrientes anteriores.