Healthy Habs, No Diets

¿Eres Millennial y no puedes vivir sin la Coca-Cola?

August 21, 2018

 

Fotografía tomada y editada por Giselle Cantú

 

Este artículo va dedicado a mis pacientes Millennials que tienen un hábito muy de las personas Baby Boomers: No pueden vivir sin el refresco.

 

Te recomiendo leer este artículo acompañado de un cafecito o con uno de los refrescos saludables que recomiendo aquí mismo. Esta larguito el artículo, pero muy interesante. Toma asiento y ¡disfruta leyendo!

Yo soy de la generación Millennial (generación que nació entre 1981 – 2000) y recuerdo que toda mi infancia tomé refresco. A mí me encantaba el refresco de naranja (ahora pienso que me gustaba el que tiene más colorante de todos los refrescos).

 

En los 90´s el tema de los colorantes, conservadores y químicos en nuestros alimentos y bebidas, no era algo de preocupación. Este tema digamos que únicamente lo dominaban los médicos alergólogos.

 

¿Que si mi Coca-Cola tiene colorante color caramelo clase IV? ¿Saber eso en los 90´s? Nadie lo sabía.

 

De hecho, no creo que los nutriólogos de los 90´s estuvieran muy actualizados en este tema, porque en esa misma época se recomendaba el refresco de dieta para evitar “engordar” y nadie nos preocupábamos por los colorantes, químicos y conservadores que contenía. Solamente en sus calorías.

 

Todos los Millennials que conozco tomaron refresco cuando estaban pequeños casi a diario, si no es que todos los días. ¿Por qué? Fuimos educados por padres de la generación Baby Boomer (1946-1964). Esta generación también fue criada por sus padres que también tomaron refresco toda su vida.

 

Durante la generación Baby Boomer se creó el refresco de dieta. Mismos ingredientes y químicos que el refresco regular, pero solamente cambiaron el azúcar por aspartame (un edulcorante artificial sin calorías, no muy saludable que digamos).

 

¿Tu mamá sigue pidiendo refresco de dieta para evitar “engordar”? No la culpes, es Baby Boomer. Tiene un hábito muy arraigado y ahorita entenderás el por qué.

 

No creas que la Coca-Cola fue creada cuando estaban nuestros padres pequeños, ¡la Coca-Cola tiene más de 100 años de existencia! De hecho, la Coca-Cola Company, fue creada por los hermanos Candler desde 1892 (en 1887 le compraron la fórmula secreta al inventor real de la Coca-Cola ¡por tan solo 2,300 dlls!).

 

Los hermanos Candler fueron quienes iniciaron la intensa campaña publicitaria que convirtió a la Coca-Cola en lo que actualmente es.

 

Algo súper interesante que encontré es que la Coca-Cola se convirtió en el proveedor oficial de bebidas del ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, y fue gracias al apoyo de este gobierno que pudo extenderse por todo el mundo. Incluso se vendió en la Alemania nazi durante la guerra, solo que con el nombre de “Fanta”. ¡Órale!

 

Ahora me explico el ¿por qué la Coca-Cola ha sido la bebida popular por más de 100 años? Ha estado presente en todas las mesas de nuestros abuelos y padres y pues recuerda que los hábitos se aprenden y se van pasando a las generaciones que siguen, así que es muy normal decir que YO MILLENNIAL consumí refresco en mi infancia.

 

Con tanto conocimiento que existe ahora, se ha descubierto que la Coca-Cola, Pepsi (incluyendo sus versiones de dieta) y todos los demás refrescos no solamente son dañinos por la cantidad de azúcar o edulcorantes artificiales (en el caso del refresco de dieta) que contienen, sino por todos los demás ingredientes: conservadores, colorantes, ácidos y químicos.

 

 

 

Mi experiencia de por qué dejé de consumir refresco

 

 

Los nutriólogos como cualquier otra persona van cambiando sus ideales y su forma de consultar al paciente a través de los años. Esto es debido a que cada experiencia que vamos teniendo, va moldeando y perfeccionando nuestra forma de pensar.

 

Antes, como hace 1 año y medio, subía a mis redes sociales este tipo de imágenes para “concientizar” (así es, entre comillas) a las personas que dejaran por completo de consumir refresco. No te claves mucho en las imágenes, lo importante es lo que sigue.

 

 

 

 

 

 

Recuerdo que cuando yo tenía 10 años, tomé la decisión de dejar el refresco.

 

Y no, no fue porque me presentaron las imágenes anteriores, ni mucho menos me platicaron que la soda era dañina.

 

Algo que he aprendido es que las imágenes, como las anteriores, en realidad sirven para únicamente informar, pero NUNCA para cambiar un hábito. Digamos que están ahí por pura cultura general.

 

Creo firmemente que el asustar a la gente con los efectos negativos de alguna sustancia, en este caso el refresco, solamente impactan cuando realmente le sucede algo malo a la persona… Así es, somos necios por naturaleza. ¿Quién ha dejado de fumar cigarrillos con las imágenes grotescas sobre cáncer de pulmón que ponen en las cajetillas? Nadie.

 

Mi nuevo aprendizaje es:

 

No asustar a las personas con los efectos negativos de alguna sustancia, sino darle a conocer que existen otras mejores opciones.

 

¿Que si va a una fiesta y se le antoja el refresco porque todos están tomando, y además lleva mucho tiempo sin probarlo? Que lo haga, que se tome su refresco y ¡que lo disfrute!

 

Las restricciones son las culpables de nunca poder cambiar nuestros hábitos de alimentación. Cuando ese novio(a) rebelde te corta a ti por alguna razón muy tonta, que no fue tu culpa, ¿apoco no sigues aferrado a que regrese a ti? ¿Apoco no mueres por hablarle y decirle que esto no fue tu culpa?

 

Digamos que esto también pasa con el refresco. ¿Por qué voy a cortar mi relación con el refresco si sabe tan rica? Mejor te doy a entender que existen “mejores personas” (o mejores opciones de bebidas) con mejores virtudes que pueden complementarte y llegar a ser ese novio perfecto para ti.

 

El novio rebelde es como esa Coca-Cola (regular o de dieta), que de vez en cuando nos satisfacen, de vez en cuando está bien probarlos, pero después entenderás que existen mejores opciones que realmente llenarán tu cuerpo y alma, y tu solito, sin ayuda de ningún nutriólogo (ni psicólogo) elegirás el que te complementa.

 

Sin restricciones, simplemente con lecciones que la vida te da.

 

La razón de mi despedida a los refrescos fue que mi hermana (mayor que yo) se puso a dieta y empezó a dejar la Coca-Cola, porque “engordaba”.

 

Yo como fiel hermana menor que siempre le copiaba todo a ella, también decidí intercambiar mi refresco de naranja por agua natural, y así fue mi historia, demasiada sencilla. No lo hice por dieta, simplemente lo hice por copiona. ¿A los 10 años querer hacer una dieta? ¡Jamás! Ni entendía que era eso.

 

Algo que noté es lo siguiente: ¿por qué los Millennials (como mi hermana y yo), no batallamos mucho en dejar el refresco? ¿Pero nuestros padres y abuelos, si la sufren bastante?

 

¿No se te hace común ver a jóvenes pedir botellas de agua en algún restaurante?

 

Digamos que esto es un problema generacional, y es uno de mis temas favoritos para platicar:

 

 

 

¿El fin de la era del refresco?

 

Por varias décadas, los refrescos se han mantenido como la bebida número uno. De hecho, en 1998, un estadounidense promedio bebía 54 galones de refresco y solo 30 galones de agua al año.

 

Sin embargo, el consumo excesivo de refresco ocasionó que aumentaran las tasas de obesidad y diabetes tipo 2 en el país, y como resultado, muchas personas cambiaron a otras opciones de bebidas más saludables.

 

Estas personas son las nuevas generaciones, los Millennials y la Generación Z (esta generación Z son los nacidos desde el 2000 hasta la actualidad, es decir, son los más jóvenes). Ellos están reemplazando el refresco por simplemente agua natural.

 

Una encuesta reciente realizada por Beverage Marketing Corporation y Fluent indicó que la mayoría de los Millennials y Gen Z prefieren las bebidas naturales como el agua, café o té, debido a que crecieron sabiendo que los refrescos son dañinos para la salud (vieron los efectos negativos en sus padres y abuelos).

 

Con esto damos por entendido que los Millennials están buscando ser más saludables, sea o no sea por moda, lo estamos viendo directamente en la elección de sus bebidas.

 

Hecha un vistazo (incluyendo las letritas pequeñas) a la siguiente infografía que me encontré sobre las preferencias de bebidas en las generaciones jóvenes (Generación Z y Millennials)...

 

Infografía obtenida de: https://nutrifusion.com/bottled-water-top-beverage-among-generation-z/

 

 

Peeeero, no todas las bebidas que se venden como "naturales" son buenas. Echémosle un vistazo a la bebida número uno en azúcar. ¿Se te hace conocida?.

 

Da click a la imagen para hacerla más grande.

 

 

 

 

 

¿Qué otras mejores opciones a los refrescos existen?

 

 

Tengo dos opciones para ti…

 

 

 

Opción 1

 

Comprar refrescos saludables que puedes conseguir en HEB de Laredo, Tx.

 

Para ver las marcas de refrescos saludables que recomiendo, da click aquí.

 

 

 

Opción 2

 

Crear tu propio refresco saludable de una manera muy fácil.

 

Da click en la imagen para ver las deliciosas y fáciles recetas.

 

Fotografía tomada y editada por Giselle Cantú

 

 

 

 

Conclusión: ¿Entonces si puedo tomar refresco de manera ocasional?

 

Para empezar, esta pregunta hay que evitarla.

 

Ningún nutriólogo es tu papá o tu mamá, para decirte si puedes tomar o no.

 

No te diré que puedes tomar 1 refresco a la semana y ya. Tampoco te diré que nunca tomes refresco en tu vida.

 

Recuerda que las restricciones (aunque te diga 1 a 2 veces a la semana) no nos cambiarán un hábito. Ocasionará más ansiedad por ese alimento.

 

Yo en lo personal, no estoy en contra de que consumas de manera “social u ocasional” un refresco, hay que recordar que somos seres sociales, que tenemos esas “saliditas” con amigos o familiares y que es muy común que te sirvan de tomar un refresco.

 

Hay personas que en los eventos sociales NO le pueden decir que “NO” al refresco, y no pasa nada y también existen personas que SI le pueden decir ¡NO! al refresco y tampoco pasa nada.

 

Lo único que NO estoy a favor es que te pierdas los beneficios de consumir otras bebidas más saludables porque los reemplazas por refrescos.

 

Aquí te pongo un ejemplo muy claro de una conversación con una paciente para comprender el concepto:

 

- Paciente: Yo casi no tomo refresco, solamente me tomo como 1/2 botella de 600 ml de refresco al día.

- Giselle: Ah ok, perfecto, es decir que solamente tomas 300 ml al día.

- Paciente: Asi es, muy poco.

- Giselle: Totalmente de acuerdo. ¿Y cuáles otros líquidos consumes durante el día?

- Paciente: Pues 1 tazita de café en la mañana y la leche del cereal de la noche. Pero nada más. 

 

Con este ejemplo NO quiero dar énfasis que la paciente esta tomando refresco y que eso "es malo" (cómo se acostumbra en las consultas ordinarias de nutrición). El enfoque que yo quiero dar aquí, es que la paciente NO toma otros líquidos durante el día. El café y la leche no son significantes.

 

Probablemente tome poca cantidad de refresco, y eso es cierto. Pero su cuerpo percibe al refresco como el 80-100% de su ingesta diaria de bebidas, porque es lo ÚNICO QUE TOMA, no importa que sea 1/2 botellita al día. No esta hidratando a su cuerpo como debería.

 

En cambio, si la paciente tomara agua natural, limonadas u otras bebidas naturales y además tomara 1/2 botellita de refresco al día. El cuerpo percibiría al refresco como un 10-20% de su ingesta total de bebidas, porque el resto del día esta tomando otras bebidas más saludables.

 

A esto me refiero con la frase anterior que mencioné: "Lo único que NO estoy a favor es que te pierdas los beneficios de consumir otras bebidas más saludables porque los reemplazas por refrescos".

 

Tengo unos pacientes Millennials que siempre les pregunto ¿y tú te crees Baby Boomer o qué? Y me dicen “¿Por qué?”. Porque no puedes vivir sin el refresco.

 

La pregunta que les voy a dejar de tarea es lo siguiente:

 

¿Tu consumo diario de refresco es porque hubo una restricción del mismo anteriormente?

 

¿Ya sea en una dieta o porque alguien te lo pidió?

 

Algo muy importante por saber: Las personas que NUNCA les han restringido el refresco son las personas que muy fácilmente pueden reemplazar el consumo de refresco a bebidas más saludables.

 

¿Y esas personas quiénes son? Mis queridos Millennials. Ellos estaban pequeños o adolescentes cuando estaba el boom de las dietas restrictivas. Probablemente algunos hicieron una dieta, pero esas restricciones de la misma dieta no los marcó tanto como a los Baby Boomers.

 

Mis pobres Baby Boomers son los que han vivido a pura restricción. Es por esto que ellos NO pueden vivir sin la coca. Y claro, hay solución para ellos, pero no es tan fácil como para ti.

 

¿Tu Millennial? ¿Qué decides?

 

 

 

Referencias Bibliográficas:

 

American Heart Association. Added Sugars. Recuperado el 18 de julio del 2017, de: http://www.heart.org/HEARTORG/HealthyLiving/HealthyEating/Nutrition/Added-Sugars_UCM_305858_Article.jsp#.WW6n1OmAA2w

 

Beverage Marketing Corporation. (2018). “College Student Beverage Consumption and Attitudes/U.S.”. Recuperado el 7 de agosto del 2018, de: https://www.beveragemarketing.com/shop/US-College-Student-Beverage-Consumption.aspx

 

Birkner, C. (2016). “Coca-Cola and Pepsi Are Both Losing Millennial Fans”. Recuperado el 7 de agosto del 2018, de: https://www.adweek.com/brand-marketing/coca-cola-and-pepsi-are-both-losing-millennial-fans-174956/

 

Dr. Mercola. (2013). “Alimentos Estadounidenses Llenos de Ingredientes Que Están Prohibidos en Otros Países”. Recuperado el 29 de abril del 2016, de: http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/alimentos-prohibidos-de-estados-unidos.aspx

 

Dra. Gloria Gilbére. (2013). “What Happens To Our Body After Drinking Coca Cola?”. Recuperado el 29 de abril del 2016, de: http://www.trueactivist.com/what-happens-to-our-body-after-drinking-coca-cola/

 

Healthy Beverage Expo. (s.f.). “7 Key Changes the Beverage Industry Must Accept: The Future of Beverages” Recuperado el 7 de agosto del 2018, de: http://www.kickthecan.info/sites/default/files/documents/The%20Future%20of%20Beverages.pdf

 

Miller, L. (2015). “Diet Coke Exposed: What Happens 1 Hour After Drinking A Can Of Diet Coke”. https://truththeory.com/2015/08/03/diet-coke-exposed-what-happens-1-hour-after-drinking-a-can-of-diet-coke/

 

Naik, N. (s.f.). “What Happens One Hour After Drinking a Can of Diet Coke?”. Recuperado el 18 de julio del 2017, de: http://therenegadepharmacist.com/diet-coke-exposed-happens-one-hour-drinking-diet-coke-coke-zero-similar-diet-soda/

 

NutriFusion. (s.f.). “Bottled Water is Top Beverage Among Generation Z”. Recuperado el 7 de agosto del 2018, de: https://nutrifusion.com/bottled-water-top-beverage-among-generation-z/

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Soy Giselle, nutrióloga mexicana, viviendo en Texas. Floja para la cocina y práctica para el ejercicio, por eso hago ejercicio en mi casa gracias a YouTube.

 

En este blog encontrarás recetas rápidas y prácticas, utilizando ingredientes básicos. También productos que recomiendo de H-E-B.

Y por último, encontrarás artículos y opiniones con enfoque no-dieta y no-peso para que nunca más vuelvas a seguir una dieta ni a darle importancia a la báscula.

Sígueme
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Pinterest Icon
Publicaciones Recientes
Recent Posts
Please reload

Búsqueda por etiquetas
Search By Tags

Giselle Cantú - Healthy Habs, No Diets  2019 © Todos los derechos reservados.

Términos y Condiciones de Uso

Política de Privacidad