Healthy Habs, No Diets

No es malo comer alimentos congelados ni enlatados: opinión de una nutrióloga

July 23, 2020

Fotografía tomada y editada por Giselle Cantú

 

 

 

Con la pandemia actual, es normal que nos veamos ocasionalmente en situaciones dónde no tendremos el acceso a toda la comida que teníamos anteriormente. Ya sea, por qué económicamente cambiaron las cosas, o por qué se te olvidó comprar “X” cosa y para no volver a exponerte en ir al supermercado, mejor omites ese alimento, o por qué simplemente ese alimento no estaba disponible, debido a las compras de miedo compulsivas que algunas personas siguen haciendo.

 

Independientemente de la razón por la cual no tengas acceso a ciertos alimentos, mi consejo nutricional sería comprar alimentos congelados o enlatados, para prevenir escases de alimentos… o simplemente por conveniencia, cuando tengas mucha flojera de preparar alimentos, o porque el tiempo se te vino encima y no te preparaste con anticipación para hacer la comida.

 

 

 

 

¿Comer frutas y verduras congeladAs? ¿Pero, eso no es saludable?

 

Se tiene como tabú, que las frutas y verduras congeladas, no son saludables… Yo estoy en contra de esa afirmación. Como nutrióloga, me encantan. Estas son mis razones:

 

  • Menos desperdicio de comida: ¿Sabías que entre un tercio y la mitad de todos los alimentos terminan en la basura? Odio cuando abro el refrigerador para encontrar mis frutas mohosas. ¡Cuando tu fruta está congelada, nunca tendrás que preocuparte por usarla antes de que se dañe!

  • Conveniencia: Con frutas y verduras congeladas, siempre puedes tenerlas almacenadas en tu congelador. En estos tiempos difíciles donde no podemos salir tan seguido a realizar las compras del súper, las verduras congeladas serán de tanta utilidad. Además…. esas verduras vienen pre picadas. ¡Todo lo que tienes que hacer es calentar y servir!

  • Mayor densidad de nutrientes: La luz, el aire y el tiempo son los peores enemigos de una vitamina soluble en agua. Las frutas y verduras "frescas" deben recogerse, transportarse a un almacén, almacenarse, transportarse a una tienda de abarrotes, exhibirse, comprarse, transportarse a casa y luego almacenarse hasta que se coman. Esto expondrá la fruta a la luz y al aire mucho más que la fruta que se cosecha y se congela inmediatamente. La congelación mantiene los nutrientes.

  • Disponibilidad de frutas fuera de temporada: Pagarás bastante por tener mango fresco en invierno. Comprar congelados te permite disfrutarlos durante todo el año a un precio razonable.

  • Variedad: Podrás tener en una bolsa de verduras mixtas, variedad de nutrimentos y de sabor.

 

¿Qué hay de las verduras enlatadas?

 

Mucha gente no las compra por el contenido alto de sodio que tienen las verduras. Pero existen dos maneras en las cuales puedas disminuir el contenido de sodio:

  1. Si vas a mezclar estas verduras con un guisado, al guisado no le pongas sal o disminuye la sal que le ibas a poner, debido a que tus verduras enlatadas ya contienen la sal suficiente.

  2. Tirar el agua con sal donde se conservaban las verduras, después remojar varias veces las verduras y tirar esa agua.

 

 

 

Ejemplo de platillo balanceado, utilizando alimentos congelados y enlatados

 

 

En esta foto, podemos observar 4 grupos de alimentos:

  • Carbohidrato: elote desgranado (enlatado) con mayonesa, limón y chilito en polvo 

  • Proteína: frijoles negros con chili dog (enlatado) acompañado de salchichas. 

  • Vegetales: vegetales mixtos (congelados) cocinados con aceite y sazonadores. 

  • Grasa: la mayonesa del elote, el aceite que viene incluido en el chili dog y el aceite que yo agregué en las verduras.

 

Tal vez este platillo no cumpla con los "estándares típicos" de lo que es saludable, pero para muchas otras personas si lo puede ser. Lo saludable no es algo específico, si no, se va moldeando y adaptando a los alimentos que tengas disponibles y a la mano. Durante esta pandemia, es normal que tu significado de saludable haya cambiado, y eso no significa que estés mal. Simplemente, verifica que, en tu platillo, tengas los grupos de alimentos, y si no los completas, o te hace falta un grupo de alimento, relájate, lo agregas a la siguiente comida, o al día siguiente o en la semana siguiente, o puede ser que nunca lo agregues y eso no te hará menos saludable.

 

El cuerpo humano jamás sabrá si estás cumpliendo con todos los grupos de alimentos, ni tampoco lo que estás comiendo. El simplemente absorbe los nutrimentos que tú le das a través de los alimentos. Es por esto que se recomienda incluir en su mayoría alimentos nutritivos, para que siempre el cuerpo absorba alimentos con alto aporte nutricional. No hagas tanto cálculo matemático de los grupos de alimentos, ni de las calorías, ni de los gramos, ni nada. Solamente déjate llevar por lo que para ti es saludable, y eso será lo correcto, créeme. Sin tanta ciencia.

 

 

Referencias Bibliográficas:

 

https://www.eatright.org/health/wellness/preventing-illness/how-to-keep-your-immune-system-healthy

 

http://www.immunonutrition-isin.org/docs/isinComunicadoCovid19.pdf

 

https://www.smartnutrition.ca/nutrition-2/buy-fresh-frozen-fruits-veggies/

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Soy Giselle, nutrióloga mexicana, viviendo en Texas. Floja para la cocina y práctica para el ejercicio.

 

En este blog encontrarás recetas rápidas y prácticas, utilizando ingredientes básicos. También productos que recomiendo de H-E-B.

Y por último, encontrarás artículos y opiniones con enfoque no-dieta y no-peso para que nunca más vuelvas a seguir una dieta ni a darle importancia a la báscula.

Sígueme
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Pinterest Icon
Publicaciones Recientes
Recent Posts

March 17, 2020

Please reload

Búsqueda por etiquetas
Search By Tags

Giselle Cantú - Healthy Habs, No Diets  2019 © Todos los derechos reservados.

Términos y Condiciones de Uso

Política de Privacidad